Home

Cuando empezamos a planear nuestro viaje a Japón nos preocupaban mucho las aglomeraciones, sin embargo hemos comprobado que es cuestión de organizarse. Es verdad que hay momentos del día en que las mareas humanas son todo un espectáculo, pero también es cierto que evitando las horas puntas todo es mucho más tranquilo.

leyendo-la-prensa

Y hoy empezamos nuestra visita en uno de esos momentos en los que tienes sitio para sentarte en el metro y las calles están perfectas para pasear.

Al salir de la estación de Tokio descubrimos que es un edifico de ladrillo rojo con más aspecto europeo que asiático, de hecho nos recordó un poco a la estación de Ámsterdam. Y cuando miramos al frente  y nos vimos rodeados de rascacielos nos preguntamos si seguíamos en Japón o si estábamos en alguna otra ciudad occidental. Esa fue nuestra primera impresión al llegar a Marunouchi, el distrito de negocios donde se encuentran muchas de las compañías más grandes del país.

Tras cruzar dos avenidas (apenas cinco minutos andando) dejamos atrás los rascacielos y llegamos al Palacio Imperial.

Aquí es donde vive la familia imperial y por eso sólo se pueden visitar algunas zonas y siempre con guía. Nosotros decidimos quedarnos a pasear por los Jardines Orientales y ver el palacio desde el puente Nijubashi.

En seguida dimos por finalizada la visita al Palacio y cruzamos de nuevo la avenida que nos separaba del siglo XXI. El contraste es de lo más interesante.

A los pocos metros de haber dejado atrás el Japón más tradicional nos sentamos a tomar un “brunch” en la terraza de La Boutique de Joel Robuchon , una encantadora “boulangerie”  en Marunochi Brick Square, justo enfrente de Tiffany & Co., en la entrada a un precioso patio lleno de plantas y a sólo unos metros del Mitsubishi Ichigokan Museum, que aunque tenga un nombre tan japonés parece sacado del mismísimo Londres. A nuestro lado se sentaron un grupo de italianos muy refinados que alternaban el italiano con expresiones en inglés y que hablaban con un volumen que hacía tiempo que no escuchábamos.  Allí volvimos a tener la sensación de estar en otro país, alguno un poquito más cercano ¡y muy pijo!.

El café fuimos a tomarlo a la vuelta de la esquina, al Foro Internacional de Tokio, un complejo cultural donde se celebran conciertos, congresos y lo que haga falta. Tiene un enorme atrio de vidrio de diseño futurista cruzado por originales pasarelas que nos permitieron disfrutar de unas impresionantes vistas mientras jugábamos a superar misiones interespaciales.

 

Al salir del Foro Internacional aprovechamos que estábamos al lado del edificio Kitte para ir a cambiar moneda. El complejo Kitte es un enorme centro comercial con más de 100 tiendas en cuya planta baja se encuentra la Oficina Central de Correos. Y comoKitte - Japan Post - Tokio.JPG en correos es más barato el cambio, allí nos fuimos a convertir nuestros euros en yenes. Esta vez me tocaba a mi hacer la gestión mientras los chicos Picos se dedicaban a labores de exploración. Así que me acerqué al mostrador y una amable señorita me pidió que rellenara la solicitud. Cubrí casi todos mis datos pero al llegar a la dirección le expliqué que no sabía escribirla porque la tenía anotada en japonés. Tras responderme con un sentido “oooohhhh” cogió mi libretita con la dirección y me la escribió  con letras occidentales al tiempo que me explicaba que lo sentía pero tenía que ser yo quien cubriera el formulario, que una cosa es ser amables y otra saltarse las normas.

Salimos de allí con yenes frescos en el bolsillo dispuestos a visitar la zona comercial de  Ginza. Sospechábamos que no iban a dar para mucho pero, como a optimistas no nos gana nadie, nos fuimos a comprobarlo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s